Enfermarse en el extranjero

La representación diplomática finlandesa ubicada en el país extranjero, su compañía aseguradora y el guía turístico de su agencia de viajes pueden indicarle los datos de contacto de médicos y hospitales en el extranjero. En caso de emergencia, llame al número de emergencias local.

Tarjeta sanitaria europea

Si es beneficiario de la Seguridad Social finlandesa, puede recibir atención médica imprescindible de forma inmediata con la tarjeta sanitaria europea(layout.types.url.description) durante una estancia temporal en otro país miembro de la UE o en un país del Espacio Económico Europeo, en Suiza, Reino Unido o Irlanda del Norte. Puede solicitar la tarjeta en Kela(layout.types.url.description). La tarjeta es gratuita.

La tarjeta sanitaria no cubre los gastos de traslado del paciente a Finlandia.

Recuerde el seguro de viaje

Acuérdese siempre de tomar un seguro de viaje de pasajeros con suficiente amplitud y duración. Si padece una enfermedad, si está embarazada o si el destino de su viaje está en una zona peligrosa o si va a practicar actividades de riesgo, compruebe de antemano la amplitud de la cobertura del seguro y su vigencia con su compañía aseguradora.

La repatriación de una persona enferma resulta costosa y difícil de organizar sin un seguro de viaje de amplia cobertura. Los vuelos en aviones ambulancia desde el extranjero a Finlandia pueden costar decenas de miles de euros. La admisión para recibir tratamiento puede requerir un compromiso de pago o un pago por adelantado.

Información general sobre seguros de viaje(layout.types.url.description)

Si no tiene usted un seguro de viaje, usted o sus familiares deben abonar todos los gastos ocasionados por la enfermedad y por la repatriación. La representación diplomática no puede avalar ni pagar las facturas por usted.

Póngase en contacto con su compañía aseguradora

En caso de enfermedad, póngase en contacto con el servicio de emergencias de su compañía aseguradora. Ellos podrán indicarle cómo proceder, contactar con un médico para que le atienda y en caso de necesidad, organizar su traslado a casa. En caso de que el médico no acepte el compromiso de pago de una compañía aseguradora extranjera, debe estar preparado para abonar inicialmente los gastos usted mismo.

Problemas de salud mental en el extranjero

Es muy importante que tome regularmente los medicamentos que utilice habitualmente para gestionar sus problemas de salud mental. Es importante que el viajero se acuerde de llevar en el viaje sus propias recetas y los medicamentos que tome habitualmente. Antes de salir de viaje, compruebe la normativa aplicable a la importación de medicamentos poniéndose en contacto con la representación diplomática de su país de destino o con sus autoridades aduaneras. Es posible que la importación de algunos medicamentos considerados fuertes esté prohibida.  En caso de necesidad, puede solicitar una nueva receta al médico local.

En casos agudos de enfermedad, puede acudir a urgencias de un hospital, o alguna persona que esté presente puede llamar a una ambulancia. La representación diplomática finlandesa puede indicarle los datos de contacto de médicos u hospitales. El diagnóstico de una enfermedad, y la decisión sobre su tratamiento y medicación corresponden siempre a un médico. No obstante, estando en un entorno desconocido puede ser más complicado obtener ayuda que en su país habitual de residencia y los gastos sanitarios pueden elevarse mucho, en cuyo caso puede ser mejor interrumpir el viaje. 

Los problemas de salud mental también pueden surgir en situaciones de crisis repentinas y traumáticas, por ejemplo si sufre un accidente, es víctima de un robo o de violencia, o si algún allegado fallece. Puede ponerse en contacto con el servicio nacional de emergencias sociales y situaciones de crisis de Vantaa (layout.types.url.description) (Abre una nueva ventana)24/7, tel. +358 9 839 24 005.

Todas las gestiones relativas a personas particulares son confidenciales. Usted decide a quién permite que se informe en caso de enfermedad. Si la persona enferma no es capaz de expresar su voluntad, los datos pueden ser facilitados exclusivamente a los familiares más allegados.